Quienes somos

Mi nombre es Ana, aunque me conocen como Gato.
En 2016 decido hacer un cambio en mi estilo de vida. Para contrarrestar el estrés del trabajo empiezo a tejer, y así es como descubro la técnica del Kumihimo.
Cambio el maletín y los viajes por una casa en la naturaleza acompañada de algunos animales.
Y así empiezo esta aventura de joyas utilizando como eje central esta técnica japonesa milenaria de tejido. 
El uso histórico más destacado de las cuerdas Kumihimo es de los samurais, como forma funcional y decorativa para atar su armadura laminar y la de sus caballos (barda).
Las cuerdas Kumihimo se utilizan en la actualidad como lazos en chaquetas haori y obijimes así como para atar el obi (cinturón del kimono)